Daniel Genis un adicto al Rap y la Heroína que leyó 1000 libros en la cárcel

Diez años en una cárcel gringa le bastaron a Daniel Genis para leer mil libros. La cifra es exacta porque, como todo buen hijo de la patria rusa, escribió una obra maestra encerrado en una celda. Un comentario de una página en su diario personal por cada libro que terminaba de leer. La costumbre no la adquirió en la cárcel, sino por su padre (un exiliado de la unión soviética amigo de borracheras de Joseph Brodsky y Serguei Dovlátov), que sobornaba al pequeño Daniel con un dólar por cada libro de literatura universal o dos dólares por cada libro de literatura rusa. La lectura sistemática de novelas, ensayos, cuentos, poesía y biografías fueron la fuente de ingresos para mantener los dos vicios que definieron su vida: los cd’s de rap y la heroína. Por la heroína fue a dar a una cárcel neoyorkina. Cuenta Juan Forn que el padre de Daniel, al conocer la sentencia, le dijo: “el lado bueno es que ahora puedes leer los clásicos de la literatura rusa sin interrupciones”. No solo leyó los clásicos rusos, sino todo lo que pasara por sus manos en la biblioteca de la cárcel. Hace un año quedó libre y sus escritos han ido apareciendo en la página www.thedailybeast.com. Los temas van desde las canciones de rap que lo acompañaron mientras era preso hasta un ensayo sobre cómo sobrevivir en la cárcel.

Por: Sebastián Giraldo

Foto: DanielGenis – Foto: www.nydailynews.com

Comentarios

comments