Las Firmas En Los Espacios De Bogotá: ¿Contribución O Contaminación?

Para las personas que practican la escritura de Graffiti, se tiene más o menos claro que el proceso para llegar a manejar un estilo propio comienza con el desarrollo de una simple firma o tag , que representa el seudónimo, apodo o nombre artístico que se escoge por el motivo que representa.

Se ha llegado a consolidar una opinión general de que el graffiti es un movimiento artístico que va ligado con el talento, sumado a la constancia y la evolución de un estilo propio, original que requiere un proceso para llegar a su desarrollo y apropiación.

La iniciación de todo escritor de graffiti tiene lugar haciendo tags y throw ups en algunos lugares "no peligrosos" como los cuadernos, en las tablas de los pupitres del colegio, y hasta en algunas paredes, lo anterior con el fin de experimentar diferentes tipos de letras, materiales y llegar a escoger su nombre artístico.

Es bien sabido que en las grandes ciudades del mundo se ha adoptado el graffiti como el medio de expresión urbano por excelencia, generando el bombing, que va evolucionando de la misma manera: partiendo del formato más básico, haciendo firmas y demás por las calles de la ciudad. Unos buenos ejemplos se pueden apreciar en varios documentales como Wild Style, Style Wars, Beat Street etc.

A pesar de que no todas las personas están de acuerdo con el bombing, por tener una desinformación y mala interpretación del tipo de pintadas, marcas y realizaciones que éste involucra; se debe dejar en claro que la esencia del graffiti es precisamente la apropiación de espacios. Por ello, para esta sección de 10 shots decidimos salir a recorrer un poco la ciudad, tomando fotografías de diferentes estilos de Tags, y por supuesto diversos lugares en los que se encuentran plasmados.

Ahora surge la inquietud que precisamente ha significado una piedra en el zapato y quizá uno de los mayores desacuerdos en el campo del graffiti: ¿Cuáles son los lugares apropiados para hacer tags y cuáles no? ¿Es posible tener una ciudad únicamente con murales, composiciones verdaderamente estéticas a full color y producciones?

Bien, pues desde este punto se quiere invitar a la reflexión de todos los actores que conformamos la ciudad, el distrito capital, pues es necesario llevar a cabo el ejercicio de auto evaluación ya sea perteneciente al movimiento del graffiti o no, ya sea que le guste plasmar su amor en la pared hacia una mujer, una cultura o un equipo de fútbol, todos estos elementos generan una respuesta individual que busca encontrar la moralidad del asunto, para pensar un poco que así como se apropian los espacios al dejar cada uno su huella por medio de una marca, hay que pensar hasta dónde llega esa libertad individual y cómo una práctica que hasta la fecha gana adeptos y seguidores, puede convertirse en algo perjudicial para las libertades colectivas. Por ejemplo :¿Qué pasa con estas carteleras informativas del Jardín Botánico José Celestino Mutis?, al hacer firmas sobre ellas ¿no se está vulnerando el derecho de las demás personas de poder leer la información?.¿Es realmente el graffiti una vía para el deterioro de lo público ?

 

 

Por: ZONA57 | MocsOne & Cest

Comentarios

comments