Lollapaloza vs Estereo picnic

El festival Lollapalooza es considerado el titán de los eventos alternativos gracias a su acogida por parte del publico que ha estado en búsqueda de nuevas experiencias y dimensiones sonoras; Este circo eléctrico lleno de artistas provenientes de distintas partes del mundo le ofrece a sus espectadores, la posibilidad de encontrar gusto entre la diversidad, no sesga genero, razón social o barrera lingüística. En tarima podemos encontrar a Foo Fighters compartiendo espacio con los Chemical Brothers por dar un ejemplo de lo anterior.

Lo integran distintos ambientes sonoros, un completo mercado de suvenires de marcas independientes y posicionadas en el mercado (Pepsi) , espacios de integración complementados con la escenografía del lugar y la asistencia de personajes extravagantes que al parecer no los dejan vestir esos atuendos fuera de la comodidad de su hogar.

Si unificamos la idea principal del festival Lollapalooza, con uno de los valores del festival estéreo picnic encontraremos mucha similitud en ellos a partir del concepto “diversidad”. Ambos buscan crear una escena alternativa integrando las ya existentes y encerrar al usuario en múltiples atmosferas brindándole una nueva experiencia.

El conflicto de intereses o el (VS) radica en el orden de prioridades en cuanto a eventos se refiere, como se dice coloquialmente “el bolsillo no aguanta”. Mientras uno pide pre orden desde mitad de año para su realización en el año siguiente , el otro nos va a cortejar lo que queda del año vigente recordándonos que su boletería esta a la venta.

Sacando conjeturas e hipótesis en el peor de los casos nuestros festivales podrían terminar siendo un clon de ideas e iniciativas extranjeras que han funcionado muy bien en el exterior, pero que no se acoplan a nuestra visión musical como colombianos, ya que siendo sincero es bastante radical en cuanto a cambios y nuevas ideas se trata.

Lollapalooza en pocas palabras será el foco te atención de las nuevas generaciones en busca de festivales musicales, desbancando a rock al parque, asimilando al estéreo picnic, borrando del mapa al SOMA e invitando a los demás festivales internacionales a participar en el mercado colombiano y atacándonos con boleterías equivalentes a dos salarios minimos vigentes.

Y sin embargo no me dejo de preguntar ¿que pasaría con los artistas nacionales?.

Escrito por: Jack el Zorro.

 

 

 

Comentarios

comments