Sayaka Ganz y sus animales de desechos

Sayaka Ganz es una artista japonesa que entendió, gracias a la filosofía sintoísta japonesa, que los objetos y organismos albergan espíritus. Los sintoístas creen que los objetos que son desechados mucho antes de terminar su vida útil quedan en pena, así que Sayaka decidió hacer algo con los objetos desechados por los demás.

Concluyó que ayudaría a los espíritus de los objetos transformándolos en esculturas orgánicas, en su mayoría animales en movimiento

“Yo sólo selecciono los objetos que han sido utilizados y desechados. La finalidad de cada objeto es trascender su origen integrándolo como forma orgánica ó animal vivo en movimiento. Para mí, como artista, este proceso de recuperación y regeneración es liberador. Construyendo estas esculturas me ayuda a entender las situaciones que me rodean. Me recuerda también que si hay un conflicto en este momento, también hay una solución en la que todas las piezas pueden coexistir pacíficamente. A través de mis esculturas transmito un mensaje de esperanza.”

Para realizar una escultura Sayaka recolecta el material necesario (que principalmente es plástico) en los cubos de basura, tiendas de caridad, y también con sus allegados, los cuales guardan varios objetos para que sean intervenidos por la artista. Después de esto los separa en veinte grupos de colores diferentes para luego comenzar a formar la estructura en alambre la cual dará la base para poner el material. Sus esculturas han llegado a medir 2,5 metros de largo y con más de 400 piezas.

Puedes ver más de su trabajo aquí

Comentarios

comments