Tapas para sanar ¡A recolectar!

12313822_10153786474994931_1857732754538432112_n

Fotografía: Facebook Sanar

"Si, yo soy una buena persona que ayuda a los demás, yo junto tapitas de gaseosas, junto muchas”
Señora contándole a una amiga en Transmilenio.

Articulo Por: Katherin Corredor N.

 

Sabemos que uno de los peores males que afectan a la sociedad hoy en día es el consumismo que ha generado un gran desgaste ambiental y una mentalidad amante de lo desechable y despectiva por lo sustentable y duradero. Las empresas multinacionales de gaseosas no son la excepción van de la mano con el consumismo y la contaminación. Nos tardamos en promedio 15 minutos tomando una gaseosa en botella desechable la cual para degradarse tarda de 100 a 1.000 por nuestra forma de crianza cultura y tradiciones desde pequeños vemos esto normal, en gran parte “La Caja Boba” es decir la TV nos introdujo y adoctrinó al mundo del consumismo.

Tapitas solidarias o Tapas para Sanar es un proyecto con responsabilidad social y ambiental de la Fundación Sanar en alianza con La Policía Nacional de Colombia entre otros quienes buscan que todos podamos aportar un granito de arena ayudando a los niños que sufren de cáncer y que están bajo la protección de la fundación que no cuentan con los recursos para los tratamientos.

¿QUÉ HACEN CON ESTAS TAPAS?

Cuando llegan a la meta propuesta esa tonelada de tapas son vendidas a embotelladoras o empresas dedicadas al reciclaje, aunque en la FILBO 2016 en el Stand de la Policía Nacional se encontraban esculturas hechas con productos reciclables, uno de los carabineros expositores comentó que esas toneladas de tapas son vendidas a la multinacional Coca-Cola a la cual -como si fuera poco- le tienen que pagar derechos de autor aquellos productos que utilicen tapas plásticas -es un ingreso más que tiene esta pobre compañía- y con el dinero que pagan por estas tapas se benefician los más de 300 menores con cáncer que alberga la fundación Sanar.

Indiferentemente de a quien se las vendan este proyecto ha tenido muy buena aceptación por parte de los ciudadanos que ayudan a dicha recolección, pero sería mucho mejor si todos ayudáramos, de igual forma es muy altruista el fomentar el reciclaje que de hecho es para nuestro propio bien y por otro lado indiferentemente de la religión o creencia que se tenga eternamente estará bien el ayudar al prójimo y más cuando realmente lo necesita.

Todas las tapas plásticas de botellas de gaseosas, agua, detergente y demás que siempre terminamos echando a la basura podrían salvar o por lo menos tratar la vida de uno de estos niños, algo tan pequeño sería nuestro aporte, tan solo con guardarlas y llevarlas a los centros de recolección directamente en la Fundación Sanar ubicada en la Calle 2 No 14-46 en Bogotá.

13319934_10154234713754931_2022893052499272494_n

Fotografía: Facebook Sanar

Comentarios

comments