Rock y Hip Hop en Engativá

El pasado 22 y 23 de Agosto se realizó el Rock (X) y el Hip Hop (XII) de Engativá, un evento en donde hubo fallas por parte de la organización y del público para el mismo púbico. A continuación les cuento la experiencia y mi punto de vista sobre diferentes momentos en particular:

Desde el día uno encontré situaciones que dejaron mucho que desear. La primera fue el no trato para las personas de prensa; los organizadores de los dos festivales consideraron que sería suficiente colocar un espacio de casi 3 mts cuadrados como “sala de prensa”, dejando esta decisión una pregunta rondando en mi cabeza, ¿Por qué los organizadores de algunos festivales no piensan en el bienestar de los periodistas/fotógrafos y sus equipos? Los medios de comunicación son los encargados de difundir y llevar muchos eventos a cualquier lugar -cosa que al parecer varios organizadores aún no toman en cuenta- y  planteo esta pregunta porque es obvio el riesgo que se corre, imagínense  estar  pegadito, ahí a un lado del pogo mientras lo único que pasa por la cabeza es: tratar de tomar una fotografía, tratar proteger la cámara para que no le pase nada o estar pendiente de los equipos para que los “dueños de lo ajeno” no tomen nada prestado, en ese momento decidir resulta difícil.

El segundo día fue el marco de Hip Hop 12 años. Llegué con entusiasmo porque me sentí en ambiente, ya que soy amante de esta cultura y su música. Quería ver al rapero maracayero Akapellah, a quien admiro por su manera de hacer música y no había tenido oportunidad de ver en presentación, al paisa Radio del grupo Esklones y a Samurai a quien -aunque sea rolo- tampoco había visto en vivo. Llegando a la estación de Transmileno Av. 68 me encontré con algo que no me agradó, una situación que el día sábado no se vio y fue a la Policía que con todo el afán y sin nada de modales, cada vez que paraba un articulado requisaban solamente a quienes asistíamos al festival representando a la cultura Hip Hop. Luego de que dejara de llover un poco, (de lo mucho que llovió esos dos días) entré al festival y empecé a realizar mi labor, noté que habían unos cuantos fotógrafos en la zona alrededor de la tarima, que no habían estado el día anterior,  con la misma acreditación de prensa que yo tenía, reconocí a uno que no estaba por cuenta de algún medio, entonces pensé “¿Si ellos pueden porque yo no que estoy con un medio?” Me dirigí a esa parte para ver si podía ingresar, pero me negaron el acceso porque así fuera de prensa no se me permitía entrar, entonces como dijo una colega de otro medio “nos tocó chupar público”, y esto deja un sin sabor en mi por parte de la organización de los eventos (Sobre todo del Hip Hop) surgiendo otra incógnita ¿Por qué los que trabajamos para informar y para el crecimiento colectivo de la cultura en general, no podemos estar en una zona donde podamos desarrollar tranquilamente nuestra labor y sin tener que preocuparnos del riesgo que corren nuestros equipos, cuando hay personas que si pueden hacerlo trabajando solo para su crecimiento personal? No estoy desmeritando el trabajo de nadie, no es envidia, solamente quiero que si algún organizador de algún evento lee esto, se dé cuenta de lo molesto que es estar pensando en tantas cosas y realizar un buen trabajo al mismo tiempo, porque en realidad, ya es hora de que los organizadores de eventos dejen de buscar todo gratis y fácil, que no sean capaces de brindar una mínimas condiciones a las personas que de una u otra forma trabajamos en y para sus eventos.

Para terminar voy a tocar el tema de siempre, pero que hay que hacerlo hasta que se erradique de los artículos el problema del ambiente en donde se desarrollan los eventos de Hip Hop: El comportamiento que demuestran las personas pertenecientes a una cultura que dicen amar, los supuestos raperos reales que siguen haciendo méritos para que la sociedad nos vea como delincuentes y personas que no aportamos nada bueno a la misma; y es que como no queremos que nos traten como delincuentes y nos requisen si cuando hay un festival el consumo se ve en cantidades, como si no existiera nadie más o el mundo se fuera a acabar, si cuando se termina un evento no se pierde la oportunidad de dañar algo o como ocurrió en este día en particular, el hecho de que cientos de personas se arrojen a una avenida, arriesgando su vida, solo por no pagar un pasaje en Transmilenio, como no queremos que nos nieguen entradas a muchos sitios, que padres de familia nos tengan en un mal concepto, si no tenemos respeto por los demás asistentes y cuando en muchas ocasiones ignoramos a los menores de edad presentes que aprenden de lo que ven. Invito a todos los que se sintieron identificados con esto, a reflexionar sobre su comportamiento, dado que en el Hip Hop hay personas que viven de él, que se esfuerzan por sacar la cultura adelante, que estudian solo por el simple hecho de contribuir al crecimiento colectivo de esta cultura, no seamos tan egoístas que no es solo decir “es mi problema” si no que estamos afectando a mucha gente que se esfuerza esta cultura que decimos amar tanto; pensemos en que si seguimos con todos estos pésimos comportamientos llegará el día en que nos quedemos sin muchos eventos incluyendo el festival más importante que tiene esta cultura: Hip Hop al parque.

Comentarios

comments